¿Cómo son las agujas que utilizamos en las sesiones de acupuntura?

Unas de las grandes y habituales preguntas por nuevos pacientes, es si las agujas de acupuntura causan dolor.
Muchas personas relacionan las agujas de acupuntura con las agujas de las jeringas.

Las agujas de acupuntura tienen un grosor similar al cabello humano, también depende del grosor de cada una, y dependiendo de la zona del cuerpo a tratar. Para que nos podamos hacer una idea, una aguja de jeringa tiene el grosor casi de diez agujas de acupuntura juntas.

La sensación puede depender del punto y de la capacidad sensitiva de cada persona. También dependerá del problema que tenga cada paciente, que pueda sentir una especie de sensación eléctrica, más suave o un poco más intensa. Esta sensación es llamada en la Medicina China, Qi o energía. Se encuentra situada en cada punto de los meridianos de nuestro cuerpo y se percibe de distintas formas dependiendo de lo ya mencionado.

¿Sentiré dolor con las agujas?

En cada zona del cuerpo se utilizan determinadas agujas, además de diferentes técnicas de inserción y también técnicas después de haber insertado la aguja en el cuerpo.

Hay 366 puntos de acupuntura en todo nuestro cuerpo y por supuesto, hay puntos que son más sensibles que otros. Cuando el punto se encuentra en una zona sensible, podemos sentir presión, picor y en algun caso, una pequeña molestia. En la mayoría de ellos, la aguja es colocada y el paciente suele preguntar si ya esta colocada.

¿Cuánto dura una sesión de acupuntura?

La sesión de acupuntura dura más o menos unos 30 minutos.

En este tiempo la energía o Qi, dará la vuelta para equilibrar nuestro cuerpo, enviando así el mensaje de regulación energética.
En este tiempo es posible que sintamos el deseo de relajarnos o incluso dormir un poquito.
También hay a quien le puede provocar inquietud el estar quieto tanto rato, pero es totalmente normal, aunque no es muy frecuente.
Es un rato de conexión con nuestro cuerpo. Un momento que nos regalamos para ayudarnos a sanar. Merece la pena relajarse y dejar fluir…

Una vez pasados nuestros 30 minutos, son retiradas las agujas.

¿Qué se siente en una sesión de acupuntura?

Podemos sentirnos de varias formas:

– Como flotando, ligeros, como si el cuerpo no pesara.
– Tranquilidad.
– Sueño.
– Muy enérgicos.
– Absolutamente nada.

Nuestro cuerpo tiene diferentes canales o meridianos energéticos que cruzan como una tela de araña, formando una trama de diferentes caminos, en los que todos ellos se conectan para poder equilibrar nuestro cuerpo.

De ahí viene la comprensión de nuestra forma de entender la salud en esta tradicional y milenaria Medicina China, de que todo es uno; todo está conectado; todo tiene su porqué.

¿Qué sentimos después de la terapia?

En la Medicina China se denomina «Proceso Curativo» y es el proceso que transcurre entre sesiones, especialmente entre la primera sesión y la siguiente, siendo su mayor actividad entre las 24 y 48 horas después del tratamiento.

Este proceso es idéntico a lo que ocurre cuando tenemos una piscina llena todo el invierno, llega el veranos y necesitamos limpiarla por falta de atención el resto de estaciones. Toda la suciedad que está en el fondo, que no se ha movido todo ese tiempo, es removida y vuelve a ensuciar toda el agua.

Con esto, podemos decir, que se remueven cosas en nuestro interior y como toda terapia, puede causar alguna sensación diferente en nosotros. También es posible que no sintamos nada. Todo dependerá de cada persona.

Nuestro cuerpo está intentando equilibrarse y después de una terapia, es totalmente normal experimentar cambios. Sólo hay que confiar en que esta terapia, que es milenaria y en la que no existen efectos secundarios.