La reflexología podal es una terapia basada en la estimulación de puntos de reflejos de los pies.

Se fundamenta en que a través de los pies se puede tratar cualquier órgano o tejido del organismo de manera que se reequilibran las energías del cuerpo para prevenir y tratar diferentes dolencias.

Sus principales beneficios son:

  • Alivia el estrés y el cansancio.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Favorece la depuración de toxinas.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Ayuda a paliar el dolor.
  • Reequilibra el metabolismo.
  • Trata temas emocionales.